Reos del penal de Oruro se amotinaron tras la muerte de un recluso

APG

Los reos del penal de Oruro se amotinaron este sábado en los techos de la cárcel pidiendo una mejor atención médica para prevenir el COVID-19 y el cambio del personal sanitario a raíz de la muerte de uno de ellos en las últimas horas.

Los reos del penal de San Pedro, en el departamento de Oruro, se subieron al techo de la cárcel con carteles exigiendo una mejor atención médica y el cambio del personal médico de la cárcel.

Los reclusos exigían que les brinden insumos de bioseguridad como barbijos o guantes para que puedan evitar el contagio de coronavirus que en el país ya deja 20 fallecidos y 275 casos confirmados.

Además, pedían acogerse al indulto anunciado por el Gobierno que beneficiará a los reclusos mayores de 58 años, una medida para bajar el nivel de hacinamiento en las cárceles y prevenir el contagio de esa pandemia, según reportaron medios locales.

De la misma forma, los reos denunciaban la muerte de uno de los reclusos en las últimas horas lo que generó una incertidumbre en la población carcelaria y causó el motín, de acuerdo con medios locales.

Los reos comenzaron a tirar piedras desde los techos cuando vieron que llegaba un contingente policial que entraba a la cárcel para intentar retomar el orden.

La Policía utilizó agentes químicos para que los reclusos replegaran sus medidas de presión y retomaron el control del centro penitenciario.

Más tarde el Ministerio de Gobierno emitió un comunicado en el que aclara que el reo que falleció había sido evacuado a un hospital el miércoles por un «cuadro de pancreatitis crónico» y que falleció el viernes.

«Es prudente aclarar que la Dirección de Régimen Penitenciario de esa ciudad tomó los recaudos que el caso amerita para que el interno sea prontamente atendido», señala el boletín.

El viernes se reportó la primera muerte de un contagiado de coronavirus en Oruro después de estar semanas sin nuevos casos, que ascienden a nueve infectados.

El Gobierno anunció un decreto para que los reos mayores de 58 años puedan ser beneficiados con el indulto, al ser uno de los grupos de más riesgo de contagio, y a partir de los 55 años de las reclusas con hijos.

Esta medida incluye a enfermos terminales, personas con discapacidad, pero excluye a presos por una serie de delitos como terrorismo, violencia doméstica y trata de personas, entre otras.

Para que se haga efectivo el decreto, la Asamblea Legislativa tiene que aprobar una ley de indulto.

El Gobierno asumió medidas como la cuarentena hasta el 15 de abril, el cierre de fronteras, la declaración de emergencia sanitaria, entre otros, para hacer frente al coronavirus.