16 C
La Paz
lunes, julio 15, 2024
InicioCultura"Ítaca", el poema boliviano en que Penélope se descubre a sí misma...

«Ítaca», el poema boliviano en que Penélope se descubre a sí misma y ya no espera a Ulises

La épica Odisea de Homero desde el punto de vista de Penélope, que deja la «eterna espera» de Ulises y se reencuentra consigo misma, se narra en «Ítaca», un poemario escrito por la boliviana Blanca Wiethüchter que ha sido reeditado y llevado al teatro.

«Experiencia Ítaca» es el nombre de la iniciativa dentro de la que se logró la reedición del libro con el impulso de Roswitha Grisi, Cristina Wayar, Canela Palacios y Camila Molina Wiethüchter, hija de la poetisa, que conforman el grupo La valija de Penélope.

El proyecto se gestó desde hace un año con la idea de ofrecer una experiencia en tres partes, una que presente el «universo de ‘Ítaca'» con una exposición artística, otra mediante el teatro sonoro y la tercera, una serie de actividades creativas que se pueden descargar en línea, explicó Wayar a EFE.

El génesis es «Ítaca», el poemario escrito por Wiethüchter en 2000 cuya primera edición quedó agotada, por lo que las promotoras de la iniciativa vieron «urgente tener una edición nueva para que la gente vaya a la fuente misma».

La nueva edición, que lleva el sello de Santillana, se presentó en la reciente Feria Internacional del Libro de La Paz y, paralelamente, las mujeres desarrollaron el proyecto «Experiencia Ítaca», que vio la luz hace unos días.

«Ítaca» se basa en el poema épico «La Odisea», pero «cuenta el reverso de la historia, el lado de Penélope», señaló Wayar, que es artista.

«La imagen que tenemos de Penélope es la de la eterna espera, está dispuesta a hacer lo que sea para esperar a su amado porque ella está segura de que no ha muerto», sostuvo.

Pero la Penélope de Wiethüchter comienza a «cuestionarse si esta espera es lógica, si está esperando verdaderamente a esa persona, o a la idea de esa persona. Y a partir de ahí va deconstruyendo muchas cosas».

«Es un diálogo con la literatura clásica», aunque la obra de Wiethüchter se desarrolla en «tres días y tres noches más un ‘Otro día’ en los que Penélope teje y desteje, escribe y desescribe, piensa y repiensa quién es ella y cuál es su lugar», destacó Wayar.

De ascendencia alemana, Wiethüchter nació en La Paz en 1947 y murió en Cochabamba en 2004, llegando a ser una de las autoras, estudiosas de la literatura y ensayistas más importantes del siglo XX en Bolivia.

Wayar resaltó que desarrollase su obra en español, ya que Wiethüchter «eligió ser paceña» y trabajó «con mucho detalle el lenguaje, el castellano paceño boliviano» y conquistó «cada una de sus palabras».

Para la artista, la escritura de Wiethüchter es «muy femenina» y además «es feminista, porque se plantea cuáles son los roles que había para las mujeres y quiénes somos».

«Es como un despojarse de todos los ‘deber ser’, obligación, o necesidad y es reescribir o repensar qué lugar quiere una mujer para sí misma, quién puede ser, si va a dejarse condenar a un sitio, un lugar y algo estático o, por el contrario, puede escribirse y reescribirse», remarcó.

La exposición que abre «Experiencia Ítaca» tiene diversos elementos, entre ellos, una urdimbre de palabras para «tejer» textos, o una «balanza de narrativas» en la que se contraponen las 480 páginas de «La Odisea» con las 48 de «Ítaca» y se le puede agregar peso y palabras significativas a uno u otro libro.

También hay una especie de tambor que evoca los sonidos de la playa y una caja con arena, conchas y agua para transportar a los asistentes a Ítaca.

Se pueden apreciar, además, aromas de lavanda y romero, una antigua máquina de coser para hacer textos y un bordado con la frase «Hoy, Penélope me estoy en tu nombre», la más representativa del poema.

Wayar encarnó a Penélope en la puesta en escena realizada hace unos días en el Teatro Doña Albina en La Paz.

«Experiencia Ítaca» fue posible gracias al Fondo Concursable Municipal de las Culturas y las Artes (Focuart 2023) y tuvo un año de «cocimiento» con un resultado que, a decir de Wayar, «es un platillo que está sabroso» y que quieren compartir con más gente.

Por eso prevén llevarla a algunos colegios paceños para que «la obra de Blanca se conozca en las nuevas generaciones» y también irán de gira por otras ciudades bolivianas en 2024.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -