7.5 C
La Paz
miércoles, junio 12, 2024
InicioOpiniónEditorialLa marcha hacia el norte amazónico

La marcha hacia el norte amazónico

Incorporar a la producción y al desarrollo nacional 20 millones de hectáreas de tierras en el departamento de La Paz, además de otra cantidad similar en Beni y Pando, con miras a la industrialización y diversificación productiva, es parte de un proyecto en el que coinciden el gobierno central, los municipios y un grupo de empresarios privados que tomaron la iniciativa de promover la «marcha hacia el norte amazónico», en un esfuerzo integrador que busca devolver el protagonismo económico al departamento de La Paz, e impulsar el desarrollo de las potencialidades de Beni y Pando. El presidente Luis Arce anunció que su gobierno apoyará la «marcha al norte» para integrar La Paz con los departamentos amazónicos, a través de caminos y la construcción de plantas industriales. Sus declaraciones se dieron en la sesión de honor organizada por la Brigada Parlamentaria de La Paz en la Casa Grande del Pueblo.

Dijo que el proyecto de integración viene acompañado con la instalación de 36 industrias. El mandatario aseguró que este proyecto se constituye una de las políticas fundamentales de su gobierno para el aprovechamiento de las capacidades y potenciales productivas del norte, y para la generación de mayores oportunidades para el desarrollo de la región, no solamente con la integración caminera, sino también con la industrialización de la producción de la región y el desarrollo de la agroindustria.

La Cámara Departamental de Industrias de La Paz (Cadinpaz) promovió esta iniciativa y organizó una expedición en la que participaron más de 20 industriales que están interesados en invertir en la región, y visitaron varias localidades. El presidente de la Cadinpaz, Gonzalo Morales, explicó que la Marcha al norte de La Paz forma parte central de la estrategia de desarrollo del departamento de La Paz, anhelada por los industriales para desarrollar la industria e integrar al norte paceño a la economía departamental y nacional, bajo criterios de sostenibilidad ambiental y articulación de las capacidades productivas de esta región amazónica.

«Queremos unir esfuerzos entre las capacidades del sector privado, el potencial de los municipios locales, los objetivos de desarrollo del gobierno central y el los emprendimientos de los productores de la zona con el propósito de generar empleos formales y contribuir al crecimiento de la economía boliviana», manifestó el presidente de la Cadinpaz. Morales explicó que La Marcha al norte busca que la industria paceña recupere el protagonismo de años atrás. «En 1998 La Paz participaba con casi el 30% del PIB industrial nacional; hoy apenas superamos el 22%. Nuestro propósito es volver a esos niveles», argumentó el presidente de los industriales paceños.

El dirigente de los empresarios privados Rolando Kempff Bacigalupo, en un artículo de prensa sostiene que lamentablemente, la zona amazónica paceña, que está en el norte del departamento, pese a su gran potencial de recursos naturales, tiene una baja densidad demográfica. Los nueve municipios que integran esta región están agrupados en cuatro provincias: Ixiamas y San Buenaventura en la provincia Iturralde; municipios de Caranavi y Alto Beni en la provincia Caranavi; Apolo en la provincia Franz Tamayo; y los municipios de Guanay, Tipuani, Mapiri y Teoponte en la provincia Larecaja.

Estas cuatro provincias tienen algo más de 77.000 kilómetros cuadrados, que representan poco más del 50% del territorio paceño, que llega a 134.000 kilómetros cuadrados. Mientras, su población no llega a los 200.000 habitantes, menos del 10 por ciento de los 3 millones que tiene el departamento de La Paz. La adecuada y cuidadosa explotación de los recursos naturales que tenemos en esta región pueden incrementar nuestras exportaciones de alimentos, tanto agrícolas como pecuarios y ganaderos, mejorando los ingresos de las comunidades que viven en el norte amazónico, como elevar los ingresos de divisas que tanto necesita el país, señala Rolando Kempff.

El presidente de Cadinpaz, Gonzalo Morales, después de la visita a varios municipios del norte paceño, sostuvo que los pobladores están ansiosos para que exista inversión privada y atención estatal. También explicó que este proyecto puede cambiar el mapa de desarrollo del país y que, si se ejecuta de inmediato, en cinco años se pueden ver los primeros resultados. Morales insistió en que una coordinación entre privados y públicos es urgente. Reveló que hubo reuniones con los alcaldes de todos los municipios visitados, y allí se les ofreció seguridad jurídica «No hay barreras, lo único que falta es la voluntad política y la inversión privada», dijo Morales. Ojalá que esta iniciativa no se quede en el camino como una idea más de las muchas que se frustraron por la falta de entendimiento, capacidad de las autoridades y decisión de todos para hacer realidad algo que beneficiará no solamente esta región, sino a todo el país. Asimismo, una idea de esta naturaleza, con seguridad recibirá el apoyo de organismos internacionales comprometidos con el desarrollo agroindustrial bajo un compromiso ambiental.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -