13 C
La Paz
martes, mayo 21, 2024
InicioOpiniónEditorial¿Una muralla en la frontera chileno-boliviana?

¿Una muralla en la frontera chileno-boliviana?

Las relaciones entre los países de la región están cada vez más tensas, en unos casos por diferencias ideológicas y en otros por cuestiones históricas sin resolver. Lo lamentable es que se profundizan las diferencias por algunos excesos, generalmente protagonizados por políticos que actúan al impulso de afinidades o enemistades. Ocurrió con las relaciones de Bolivia y Perú, históricamente sólidas, ahora perturbadas por la intromisión en asuntos internos peruanos por parte de Evo Morales. Con Chile las relaciones nunca fueron buenas desde la guerra del Pacifico, pero ocasionalmente, así como hay acercamientos, se producen retrocesos. Ahora, desde Chile surgen ideas poco edificantes. Primero fueron las zanjas para frenar a los inmigrantes que pasan desde la frontera de Bolivia hacia Chile, y ahora se propone construir un muro que obstruya los lugares por donde se filtra la gente.

Se trata de la construcción de una defensa con tecnología de cámaras y sensores de movimiento «para evitar y terminar con la inmigración ilegal». Por lo menos ese es el planteamiento del candidato presidencial del Partido Republicano, -de la extrema derecha chilena- José Antonio Kast, quien ha endurecido sus propuestas en contra de la migración irregular en su país. Sugiere que se construya un muro en la frontera con Bolivia, en la zona norte, similar a la muralla que se estableció en Hungría, país que visito la semana pasada. En 2015, como respuesta a la ingente entrada de inmigrantes ilegales desde territorio serbio, el gobierno del Primer Ministro Viktor Orban, construyó una especie de muro a lo largo de los 180 kilómetros de frontera. Según la agencia noticiosa Infobae, el hecho desató airadas críticas de sus pares europeos, sin embargo, gracias a las rejas, fierros, alambres y un monitoreo por cámaras y sensores de última generación, fue posible controlar y poner freno al ingreso de ilegales por las fronteras.

José Antonio Kast durante la campaña presidencial de 2021 -donde ganó en primera vuelta, pero luego fue derrotado en el balotaje por el actual presidente de izquierdas, Gabriel Boric- propuso hacer zanjas en la frontera para evitar el cruce de migrantes. Ahora asegura que esta es la única alternativa para solucionar la crisis migratoria. Kast, que será candidato nuevamente en las elecciones de 2025, ha planteado que la iniciativa de Hungría puede ser replicada y profundizada en Chile, según el periódico El País de Chile, que refiere que el político recordó que hace cuatro años atrás, cuando propuso establecer una zanja, «se burlaron y nos ridiculizaron, pero igual terminaron construyéndola. Hoy la zanja es necesaria, pero insuficiente, porque la frontera sigue siendo un colador donde entra y sale el que quiere. Chile tiene que asegurar el cierre de su frontera con Bolivia y en los próximos meses vamos a trabajar un plan integral para detener el ingreso de inmigrantes ilegales, que evalúe la posibilidad de levantar barreras físicas como un muro o vallas, tecnología y los cambios legales que permitan desarrollar este proyecto que es de máxima prioridad para Chile», ha declarado el exdiputado al diario El Mercurio.

La idea del representante de la ultraderecha chilena fue contestada por la Administración de Boric, señala el periódico El País. La portavoz del Ejecutivo, Camila Vallejo, ha dicho que este tipo de propuestas necesitan un sustento para su aplicación. «Es importante en este ámbito no quedarse simplemente en consignas y titulares, sino que hacer propuestas que impliquen cómo se aplica, cómo se financia. Es fácil plantear ideas que queden en un titular, pero otra cosa es con guitarra», ha declarado desde un punto de prensa en el Palacio de La Moneda. A mediados del mes de abril, José Antonio Kast viajó también a El Salvador y visitó l Centro de Confinamiento del Terrorismo, la conocida megacárcel que instaló el presidente salvadoreño Nayib Bukele. Allí también conversó con autoridades locales, como el ministro de Justicia y Seguridad, Gustavo Villatoro.

El Periódico El País, también dice que Kast -que ha confirmado que intentará por tercera vez llegar al sillón de La Moneda- ha reforzado su discurso en materia de seguridad y migración en medio de una intensa disputa de liderazgos en la derecha chilena. Tras el fracaso de la propuesta de nueva Constitución redactada por el Consejo Constitucional -compuesta en su mayoría por integrantes del Partido Republicano-, el exdiputado ha buscado recuperar el protagonismo frente a Evelin Matthei, militante de la UDI, de la derecha tradicional, que actualmente lidera las encuestas. El impulso de Kast se ha visto reforzado por el anuncio de Matthei, que ha despejado sus intenciones por ser abanderada del sector en las elecciones presidenciales de 2025 al renunciar a su repostulación a la alcaldía de Providencia.

No parece una idea positiva la propuesta de Kast. Seguramente hay muchas otras maneras de frenar los pasos ilegales. En el caso particular de la frontera boliviano-chilena hay, además, la necesidad de frenar el contrabando, las acciones del crimen organizado, el narcotráfico y la trata de personas. Un acuerdo binacional puede ser efectivo al sumar esfuerzos en el control del flujo fronterizo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -