Ráquetbol boliviano hace historia con la generación dorada en los Panamericanos

El ráquetbol se convirtió en el rostro del deporte boliviano con la obtención de la primera medalla de oro en los Juegos Panamericanos Lima 2019, que ayer concluyó con Bolivia en la décima novena posición, entre 30 países, en el medallero con una dorada, dos de plata y dos de bronce.

Antes del inicio de estos Juegos, el ráquetbol era la carta de presentación de Bolivia en el vecino país y cumplió dentro de las expectativas, después de nueve días de partidos en las modalidades de singles, dobles y por equipos, damas y varones. De las cinco preseas, cuatro fueron producto del esfuerzo de los raquetbolistas.

Esta generación dorada, formada por Conrrado Moscoso, Carlos Keller y Roland Keller, ganó el sábado el oro en la prueba por equipos (dos partidos de singles y uno de dobles). Esta es la primera medalla de oro de Bolivia en los Juegos Panamericanos, por lo que cobró mayor relevancia.

En la final por equipos, Bolivia venció a Colombia por 2-1 en la general. Moscoso se impuso a Sebastián Franco por 15-12 y 15-8, Carlos Keller perdió ante Mario Mercado (boliviano que representa a Colombia desde tres años y medio) por 15-10, 3-15 y 9-11.

En el compromiso de dobles, Moscoso-Roland Keller superó a Mercado-Franco por 15-11 y 15-2 en 55 minutos de juego en el complejo de la región del Callao, donde se dio el festejo boliviano que hace cuatro años en Toronto (Canadá) no pudo suceder. En el país del norte, este mismo trío subió al podio, pero el oro quedó en deuda.

En dobles masculino, Roland y Moscoso recibieron la plata. Moscoso fue tercero en individual y el equipo femenino, formado por Jenny Daza, Valeria Centellas y Angélica Barrios, alcanzó la tercera casilla.

Tenis

El tenis también colocó a Bolivia en el podio con el metal plateado en dobles mixtos conseguido por los hermanos Noelia y Federico Zeballos. Esta fue la primera medalla conquista por el tenis boliviano a nivel de Juegos Panamericanos.