Santamaría: Ocho mil personas retornaron a sus lugares de origen

APG

El Viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, aseguró que ocho mil ciudadanos, impedidos de viajar dentro del territorio nacional debido a la cuarentena, retornaron a sus regiones de origen.

Las autorizaciones y facilidades de traslado se tramitaron en cumplimiento al Decreto Supremo 4222. El viceministro indicó que se coordinó con el vice ministerio de transporte para que los ciudadanos se trasladen a sus lugares de residencia, previa presentación: de una certificación que no tienen el virus, el permiso de los municipios y la autorización del ministerio de gobierno.

Detalló que en el caso de viajes de distancias mayores se habilitaron vuelos solidarios.

El viceministro también recordó que feneció el plazo para que los ciudadanos puedan solicitar retornar a sus regiones de origen. La norma establece que las personas podían presentar sus peticiones entre el 21 y el 27 de abril.

Desde Madrid, Barcelona, Burgos, Sevilla de España, Lyon (Francia), Tokio (Japón), mediante comunicaciones vía internet, muchos connacionales hicieron conocer que debido a la prohibición de vuelos internacionales tanto en esos países como en Bolivia, se encuentran en situación de angustia y desesperación toda vez que en los Consulados no se les da el mejor trato posible y la información con respecto al control de la pandemia en el territorio boliviano.

Manifestaron, que se debería instruir, por parte de la cancillería boliviana, a los cónsules y personal de servicio exterior, para que hagan trámites necesarios ante las autoridades de dichas ciudades a fin de lograr asistencia humanitaria por cuanto varios fueron despedidos de sus trabajos y se encuentran en situación de desamparados y en la urgente necesidad de retornar a Bolivia.

En la cancillería nacional, no se dio a conocer el número de bolivianos en el exterior que solicitaron visa para retornar a Bolivia, lo cual evidencia que los cónsules no se encuentran en el lugar de la conflictiva penuria social y solo se dedican a cobrar sueldos en dólares, lo que repudia la ciudadanía boliviana, toda vez que nuestros connacionales en el exterior requieren de los contactos de los funcionarios de servicio exterior con las autoridades de dichos países, para que se los atienda y alivie en algo su desesperación.