7.7 C
La Paz
sábado, junio 22, 2024
InicioBoliviaPolíticaLas fuerzas opositoras hablan con matices de construir una alternativa al MAS

Las fuerzas opositoras hablan con matices de construir una alternativa al MAS

Los principales bloques opositores del país coincidieron en la necesidad de construir una alternativa al Movimiento al Socialismo (MAS) con miras a los comicios generales de 2025, aunque discrepan sobre la necesidad de «electoralizar» desde ahora al país.

La quimera de la unidad en la oposición volvió a debate tras un reciente llamado del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, de unificarse para «recuperar» la democracia en 2025 y «reconstruir» al país tras el «desmoronamiento del modelo masista».

Camacho, que está encarcelado desde diciembre investigado por la crisis de 2019, señaló en una publicación que desde 2005, cuando el MAS llegó al poder, Bolivia ha tenido una «oposición en resistencia».

«Éramos minoría electoral y eso era una debilidad que nos dispersaba. Pero los tiempos han cambiado y ahora toca a las fuerzas democráticas la tarea de la unidad para conducir el país», señaló.

A su juicio, el MAS «está en crisis, perdió sus valores y su moral» y quiere «resistir recurriendo a métodos dictatoriales, con persecuciones y apresamiento a los opositores».

Camacho reconoció que la oposición «está dispersa, pero no está en crisis» porque representa «una mayoría nueva y comprometida con los valores de la democracia y la prosperidad» y, según dijo, la exigencia de la unidad opositora «es una consigna amplia de la gente».

En declaraciones a EFE, la senadora Centa Rek, de la fuerza Creemos de Camacho, valoró el planteamiento del gobernador para no generar «varios frentes de oposición» y «buscar la consolidación de la mayor unidad posible para hacer frente a la situación política actual y de cara a las próximas elecciones».

Rek consideró oportuno el llamado de Camacho, ya que los intentos previos de unidad opositora se hicieron en la «recta final» de los procesos electorales, mientras que ahora hay tiempo para «buscar estrategias» que les unifiquen.

«El momento es tan crucial para Bolivia (por) el problema económico que hay en este momento, el fracaso del modelo económico del MAS es evidente y lo lógico es buscar una alternativa a todo ese modelo fracasado», sostuvo.

Para la senadora, se debería comenzar con un diálogo entre líderes políticos para «encauzar» el planteamiento de unidad y que haya «voluntad política de las fuerzas mayoritarias de oposición».

Reacciones

La senadora Andrea Barrientos, del partido del expresidente Carlos Mesa, Comunidad Ciudadana (CC), consideró que la propuesta de Camacho es un «reconocimiento del error» que cometió el político en 2020 al «fragmentar el voto» sabiendo «que no tenía posibilidades de ganar» en las elecciones de ese año.

Barrientos, que es jefa de bancada de CC en el Senado, dijo a EFE que aún no es momento de «electoralizar el país» y que «lo que le toca a las oposiciones es convertirse en la alternativa política que le haga frente al MAS».

«Bolivia está en un momento muy complicado. La gente no quiere votar por el ‘menos peor’, quiere votar por estabilidad, por alguien que nos dé posibilidad de generar empleo, por una alternativa, un proyecto serio y CC está trabajando firmemente para ser ese proyecto serio que necesita el país», manifestó.

Para Barrientos, la oposición tiene opciones de vencer al MAS en 2025, pero lograr la unidad «va a depender mucho de la autocrítica que se genere».

El jefe de CC en Diputados, Enrique Urquidi, señaló a EFE que esa fuerza tiene «toda la voluntad política» para generar los escenarios donde se discutan posiciones y líneas programáticas, pero consideró que no bastará sólo «con una línea antimasista».

«Lo que el país está pidiendo no solamente es unidad, sino una alternativa al MAS. En esa línea todas las oposiciones tenemos un desafío histórico y una responsabilidad con el país de construir esta unidad real para hacerle frente al MAS en 2025», agregó.

Las tensiones en el oficialismo comenzaron a finales de 2021 cuando el exmandatario y actual presidente del MAS Evo Morales y sus seguidores pidieron a Luis Arce hacer cambios en su gabinete de ministros, algo que el gobernante no ha hecho, además, de otros cuestionamientos que han surgido desde ambos «bloques».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -